La historia de la masterización: Del vinilo al streaming

La masterización de audio es una tarea difícil y a menudo mal entendida. En parte porque ha cambiado mucho a lo largo del tiempo, y ha pasado mucho tiempo, aproximadamente 80 años. Aprender algo de la historia de la masterización puede ayudar a entender mejor por qué empezó en primer lugar. También explica por qué la necesitamos y cómo debemos abordarla.

La historia de la masterización

Al principio, las grabaciones de audio eran muy sencillas, normalmente, el ingeniero colocaba un micrófono delante de una banda. Después cortaban el audio directamente en un disco de cera o acetato, que ya era el master. Finalmente, este disco se utilizaba para crear una estampación para discos de goma laca o vinilo de 10 pulgadas.

En 1948, Ampex fabricó el «Modelo 200», un grabador de cinta magnética que revolucionó la grabación de audio. Sin embargo, tenía un inconveniente. Necesitaban un proceso para transferir el audio de la cinta al medio más restrictivo de los discos de vinilo. La cinta magnética tiene un rango dinámico más amplio que el vinilo, y respuestas de frecuencia diferentes. Los ingenieros tenían que comprimir y ecualizar el audio para transferirlo al vinilo. Era necesario para evitar problemas mecánicos como el tracking y el skipping, que hacían que la aguja saltara u omitiera muestras. Además, el corte del primer vinilo era en cierto modo un proceso manual, con equipos especializados. Sin embargo, una mala preparación del audio o un solo error inutilizaban el máster y había que volver a empezar. Había un ingeniero especializado en este complejo proceso, que más tarde se llamaría masterización de audio.

History of Mastering: Early disc cutting lathe
Un primer torno de corte de discos, probablemente un AM131 fabricado por Neumann, Berlín, a principios de los años 30

Al principio, las compañías discográficas y los ingenieros de masterización aplicaban algunas ecualizaciones propias para mejorar la transferencia al vinilo. En 1954, la RIAA introdujo la curva de ecualización RIAA, que la industria pronto adoptó como estándar para los discos de vinilo. Estandarizar la respuesta en frecuencia de los dispositivos de reproducción tenía muchas ventajas y era una buena mejora en general. Ahora se podían cortar discos con surcos más estrechos, lo que permitía tiempos de reproducción más largos. Algunas grabaciones con muchos graves presentaban problemas que obligaban a los ingenieros de masterización a aplicar una ecualización correctiva adicional para optimizar sus grabaciones.

La guerra del volumen

En esta fase, las empresas se dieron cuenta de la importancia de la masterización en el éxito de ciertos discos. El volumen era un factor importante a tener en cuenta. En la década de 1940, los reproductores de vinilo se hicieron populares y a menudo se ajustaban a un nivel de volumen predeterminado. Esto hacía que los discos masterizados con más volumen destacaran. Del mismo modo, en los años 50, los productores empezaron a pedir singles de 7 pulgadas con un volumen más alto para que sus canciones destacaran cuando las escucharan los directores de las emisoras de radio. Esto iniciaría más adelante una guerra de volumen, que explicaremos detalladamente en otro artículo.

Debido a esto, la masterización de audio se volvió más creativa y se crearon nuevas herramientas de compresión y ecualización. Este fue el comienzo de la masterización moderna.

La masterización en la era digital

En 1982, la introducción de los discos compactos (CD) provocó una revolución en la industria del audio. Hubo muchos otros avances en la década de 1980 que mejoraron el proceso de masterización junto con la adopción de la tecnología digital. El papel del ingeniero de masterización cobró mucha importancia en ese periodo.

El formato de audio digital mejoró el rango dinámico y proporcionó una mayor relación señal/ruido que sus homólogos analógicos. Esto permitió a los ingenieros de masterización aumentar aún más el volumen de las pistas, que era la principal preocupación de la época. También facilitó la mejora del sonido mediante ecualizadores, excitadores auditivos y otras nuevas herramientas.

History of Mastering: Hardware Digital Mastering Studio
Estudio de masterización en la era digital

Al principio, sólo se disponía de grabadoras digitales y procesadores de audio basados en hardware. Pero pronto se hicieron ordenadores como el Apple II y el Atari ST lo suficientemente potentes para el procesamiento de audio digital. Esto dio lugar a innovadores editores de sonido como Pro Tools, que más tarde se convirtió en un moderno DAW.

La posibilidad de grabar y procesar audio digital en un ordenador ha cambiado por completo la forma de grabar y masterizar el audio en todo el mundo. Gracias a ello, ahora es posible tener un estudio en casa, lo que también supone un gran salto en la historia de la masterización.

La masterización moderna

Después de décadas, la masterización no ha dejado de evolucionar. Las herramientas y recursos que encontramos hoy en día habrían sido impensables en los años 40. Con la introducción de plugins como VST, AU y RTAS las opciones de procesamiento de audio han aumentado exponencialmente. La masterización de audio se ha vuelto mucho más refinada, y la sonoridad ya no es el principal -o único- objetivo. La compresión y la limitación multibanda han introducido nuevas formas de equilibrar dinámicamente la ecualización, lo que ha supuesto grandes mejoras. Muchas herramientas para reducir el ruido, otros clics y fallos por medio de software también han ayudado a restaurar y remasterizar discos antiguos.

Hoy en día, productores de todo el mundo pueden grabar, mezclar y masterizar sus canciones en sus propias casas. Sin embargo, la masterización es la fase final de la producción y la última oportunidad para mejorar el resultado final de la pista. En los años 40, el ingeniero tenía que transferir el audio a un disco de vinilo. Ahora tiene que asegurarse de que la pista se traslada bien a cualquier dispositivo de reproducción, lo cual no es nada fácil.

Los plugins hacen que la masterización esté al alcance de cualquiera que tenga conocimientos, algo de experiencia y -muy importante- buenos monitores. Es posible acceder a herramientas profesionales para dar vida a tu material con un coste mínimo.

Historia de la masterización: ¿Cuál es el futuro?

La masterización seguirá siendo esencial en la producción musical. Sin embargo, con la introducción de los estándares de sonoridad y las nuevas tecnologías, se abre una nueva etapa.

Normalización

Un nuevo estándar de sonoridad, el LUFS, está empezando a ganar popularidad. Los servicios de streaming, como Spotify, utilizan ahora la normalización mediante LUFS para regular el volumen entre las pistas durante la reproducción. Esto mejora la experiencia del oyente y hace que el uso extremo de la compresión y la limitación sea contraproducente

Si la normalización en los dispositivos de consumo se generaliza, la guerra del volumen llegará a su fin. Esto daría lugar a un cambio en la forma de masterizar nuestras pistas. Y, al final, nos beneficiaría a todos, al poder crear música con más dinámica y mejor sonido.

Masterización automatizada

La introducción de la masterización de audio automatizada en los últimos años es la última innovación en la historia de la masterización. Con la mejora del machine-learning, los ordenadores pueden empezar a competir con los ingenieros de sonido profesionales especializados en masterización. Se trata de un nuevo avance en la industria musical.

El lanzamiento de MasteringBOX tuvo lugar en mayo de 2015, y tras más de 6 años, ahora hay decenas de servicios de masterización automatizada disponibles. Para muchos, la masterización automatizada ha demostrado ser muy eficaz, asequible e increíblemente rápida. Cada vez más artistas, bandas y productores independientes están adoptando esta nueva tendencia. Es cuestión de tiempo que los grandes sellos y las compañías discográficas se sumen a ella.

Si quieres probar la masterización automatizada, puedes hacerlo completamente gratis. Regístrate en MasteringBOX, con la cuenta gratuita tienes un master gratuito cada día.

Deja una Respuesta

Al continuar usando la web, aceptas el uso de cookies. Más info.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close